domingo, 5 de abril de 2020

Un poco de historia: "De cómo afectó la Gripe Española en el 1918 a Elda", por Gabriel Segura Herrero.

La pandemia de gripe desarrollada en tres oleadas sucesivas entre 1918 y el verano de 1920 dejó según cálculos de los investigadores un total 40 millones de fallecimientos en todo el mundo.
Su origen parece estar en los Estados Unidos (marzo, 1918), fue transportada a Europa por los soldados norteamericanos combatientes en la I Guerra Mundial (1914-1918) y en suelo europeo se extendió rápidamente por todo el continente, asolado por la Gran Guerra y luego por la pandemia más devastadora de la historia.
Tras registrarse los primeros casos en Europa la gripe pasó a España. Un país neutral que no censuró la publicación de los informes sobre la enfermedad y sus consecuencias. Ser el único país que se hizo eco del problema provocó que la epidemia se conociese como la Gripe Española. Y a pesar de no ser el epicentro, España fue uno de los más afectados con 8 millones de personas infectadas y 300.000 personas fallecidas.
                 (Caudete fue una de las poblaciones más afectadas. De ahí que aparezca en la viñeta, de la que hablaré en otro momento, la primera al lado del cadáver del soldado)
  La oleada más virulenta y letal ocurrió a partir de mediados de agosto de 1918 y se extendió durante el otoño, convirtiéndose en la mayor catástrofe sanitaria mundial del siglo XX. Afectó a hombres y mujeres por igual, muriendo de forma fulminante en pocas horas o días, siendo los más atacados los adultos de entre 20 y 40 años.
Elda no fue ajena a aquella dinámica y los eldenses de hace cien años también sufrieron en sus carnes la letalidad de aquella pandemia vírica. Fiebre elevada, dolor de oídos, cansancio corporal, diarreas y vómitos ocasionales eran los síntomas propios de esta enfermedad. La mayoría de las personas que fallecieron durante la pandemia sucumbieron a una neumonía bacteriana secundaria, ya que no había antibióticos disponibles.
En Elda se llegaron a diagnosticar un total de 533 casos de gripe, lo que supuso un contagio al 6,61 % de la población total de la ciudad. Pero fue un 14 de agosto de 1918 cuando tenemos constancia del primer fallecimiento en Elda a causa de la gripe (una mujer de 35 años), que fue seguido por otros fallecimientos los días 18 (una muchacha de 14 años) y el día 19, una niña de dos añitos.

Cuadros de incidencia de la gripe de 1918 en Elda y en otros pueblos de la comarca del Vinalopó

Ante las graves y trágicas noticias que se publicaban, el ayuntamiento eldense adoptó medidas de limpieza de calles, recogida de basuras y desinfección de locales con zotal. Medidas que no evitaron que, a pesar de que septiembre solo registró 2 víctimas, el mes de octubre se convirtiera en un mes trágico con 29 muertes registradas a causa del virus de la gripe. Noviembre no anduvo a la zaga, contabilizándose un total de 14 fallecimientos por la misma causa. Afortunadamente, el mes de diciembre solo registró 3 muertes, y fueron las últimas. En total se contabilizaron 52 óbitos a causa de aquel brote de virus A, del subtipo H1N1, que a diferencia de otros virus que afectan básicamente a niños y ancianos, muchas de sus víctimas fueron jóvenes y adultos saludables entre 20 y 40 años, una franja de edad que probablemente no estuvo expuesta al virus durante su niñez y no contaba con inmunidad natural.
En aquel año de 1918 la población eldense era de 8.067 personas, lo que supone que la epidemia de la gripe tuvo un índice de mortalidad del 0,64% de la población. Hoy en día, con una población de 52.618  habitantes tendríamos que alcanzar los 332 fallecimientos para llegar a aquel índice de mortalidad que, cual plaga bíblica, azotó la Elda de hace un siglo.
Como curiosidad, destacar que aquella epidemia de gripe fue la causante del fallecimiento no solo de mujeres y hombres “anónimos” sino también de personas conocidas en la sociedad eldense de aquel momento, como fueron el ilustre abogado Manuel Maestre Payá (4 de octubre), presidente del Partido Reformista en Elda y de la religiosa sor Arcángela Badosa, quien contrajo la gripe atendiendo a los enfermos en el Hospital Municipal, falleciendo un 27 de noviembre de 1918.
Afortunadamente, sería en 1933 cuando se demostró la etiología vírica de la gripe y se pudo empezar a combatir adecuadamente con tratamientos médicos.
Gabriel Segura Herrero, autor de este artículo, estuvo realizando en el solar del Convento de Capuchinos una prospección arqueológica hace unos meses. Si hay dinero y ayudas de otros organismo (Junta, Diputación, Europa, privada), la idea es continuar sacando a la luz la historia de este Convento. ¡Por ganas no se va a quedar! Por cierto: no sabía que Gabriel era el Cronista Oficial de Elda. 

     Le propondré al Alcalde, y al resto de los representantes de lo partidos políticos, que se recupere  en nuestro pueblo tener un Cronista Oficial de la Villa ¿Los últimos? Jesús Sánchez Díaz, hasta 1981 y después Andrés Bañón  Martínez hasta su fallecimiento, hace 5 años. ¡Vamos a ver si tenemos suerte!. La gran mayoría de poblaciones del entorno tienen su Cronista.

De formación historiador y de profesión arqueólogo, el papel de Cronista Oficial de la ciudad de Elda plantea retos importantes, tanto con respecto a la memoria de mi predecesor Alberto Navarro Pastor; como al respecto del futuro, para dotar de contenido y utilidad a la figura del cronista oficial en el siglo XXI; a la par que un compromiso con la ciudadanía eldense.

 Las nuevas tecnologías y las redes sociales deben ser aliadas del conocimiento y de la divulgación histórica, sin faltar al rigor, pero acercando la información histórica al ciudadano. El guión de la historia de Elda está conformado y los titulares en mayúscula ya están todos escritos, pero es necesario escribir la letra pequeña, la historia de las gentes y de los pequeños acontecimientos. 

   Es necesario poner voz a la ingente cantidad de fotografías antiguas que hasta ahora son testigos mudos de nuestro pasado. Trabajo en el que es necesario la colaboración de todos. Con el permiso de usted lector, ¡Vamos a intentarlo!.



El Alcalde informa de la evolución de la pandemia: 16 caudetanos confinados en sus domicilios y 3 fallecidos.

Comunicado del Muy Ilustre Ayuntamiento de Caudete
sobre la situación actual del COVID-19

Caudete, 05 de Abril de 2020

     Caudete vuelve a despertar con noticias que he de poner en vuestro conocimiento, respecto al COVID-19, una vez que he cotejado la información con la Delegación Provincial de Sanidad.
   La parte positiva del mensaje de hoy se centra en que no existen más casos confirmados de caudetanos que sufran el coronavirus, aunque a decir verdad, como lo vengo haciendo desde el principio, los posibles covid-19 caudetanos que presenten sintomatología, desconocemos a cuantos alcanzan.

     Pero, también tengo hoy que informar a los caudetanos de una mala noticia sobre esta situación sanitaria respecto a la última comparecencia dada: hemos perdido a dos vecinos que luchaban por salir de esta enfermedad, de este virus que se ha hecho con sus vidas.

Ante ello, en nombre de todo el pueblo de Caudete y en el mío propio, quiero trasladar mi más sentido pésame a sus familiares y allegados en estos duros momentos.

     Tras esta noticia, la situación real y oficial para nuestra población queda de la forma siguiente a día de hoy:

- 16 caudetanos confinados en sus domicilios con el protocolo sanitario establecido (entre los cuales 11 pertenecen a la residencia).
- 2 caudetanos hospitalizados en planta.
- 3 fallecidos.


        Como en anteriores ocasiones, exijo de nuevo, y ya van tres veces, que de forma inmediata el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha se apresure a realizar test a la totalidad de caudetanos que presentan síntomas propios del COVID-19, que permita conocer el estado de salud de todos ellos, para mayor tranquilidad, y poder actuar con rapidez en ponerle freno a esta situación, y asegurar la salud de ellos, y del pueblo de Caudete.

       Quisiera también aprovechar este momento, para tener un recuerdo a aquellos caudetanos que en las últimas semanas nos han dejado por causas diferentes, pero que la situación de Estado de Alarma nos ha imposibilitado a todos, familiares, vecinos y allegados de poder despedirnos de ellos, y de poder reconfortar a sus familias.
 
         Así pues, si se fijan, las banderas de Ayuntamiento y Sala de la Villa ondean a media asta desde el pasado día 28 y mientras dure la pandemia. 

     Y ello lo decreté como señal de duelo por la víctimas del COVID-19, y como pésame y muestra de cariño a aquellos familiares que sufren la pérdida de un ser querido en la soledad de no poder realizar vela, funeral ni acompañamiento en el último adiós. 

    Así pues, esta señal de respeto y luto de todo un pueblo, va por todos ellos: Francisco Cremades, Rosario Pulgada, Mariana Requena, Jose Alonso, Pedro Auñón, Manuel Conejero, Pascual Bañón, Ramon Villaescusa, Teresa Requena y Francisco Gallur (que ha sido enterrado esta mañana)

EL ALCALDE
Moisés López Martínez









Domingo de Ramos: procesión de las Palmas en Santa Catalina y San Francisco y un destacamento de romanos.

            La procesión de Las Palmas marca el inicio de la Semana Santa y es una de las más entrañables de cuantas se realizan con participación de los más jóvenes. 

        La que transcurre desde Santa Ana a Santa Catalina estaba Luis Torres    y la que se ha realizado en San Francisco Alfonso HerreraAl medio día han salido desfilando un destacamento de romanos que han causado una magnífica impresión. (Crónica del 2018)

   Por medio de esta procesión, la Iglesia conmemora la entrada  de Jesús en Jerusalén. Imitando a aquellos primeros discípulos, se aclama al Señor marchando en procesión con palmas y ramas de olivo en las manos  entonando salmos en su honor.

      Jesús quiso entrar en Jerusalén como Rey Mesías. Pero, lo hizo en la forma que había profetizado Zacarías: no con prepotencia, montado en un carro de guerra y al frente de un ejército imponente, sino humildemente montado en un burro rodeado de niños que le aclamaban agitando ramas de olivo.









                       
                         















Obras de la Autovía: los enormes charcos que se forman cuando llueve dificultan el paso a los vecinos.

       Las lluvias, que desde hace dos semanas hemos estado recibiendo con mucho cariño, han tenido en esta ocasión la virtud de estar cayendo de forma  suave sin producir inundaciones ni daños reseñables, cosa que es de agradecer

    Son más de 140 litros/m2 los que han caído en dos semanas. Dentro de veinte días, cuando nos den autorización para recuperar la normalidad porque nos hayamos cargado al coronavirus.... va a dar gusto salir al campo.

         Los vecinos que transitan por el camino que discurre paralelo a las obras, a partir del camino de los Molinos, esperan que cuando se reanuden estas la empresa actúe diligentemente para eliminar los charcos que se forman porque dificulta el paso.  

   Estas son dos imágenes que me ha facilitado un vecino donde se aprecia el enorme charco que le impedía el acceso normal  las veces que ha bajado al pueblo a realizar acopio de alimentos.

"Cartelización de las empresas políticas, perdón, de los partidos políticos", por Óscar de Caso.

          Cartelización política es un término en boga que, aunque la Real Academia de la Lengua no lo tiene reflejado en el diccionario que poseo, intentaré explicarlo de un modo sencillo, a ustedes, benditos lectores de este acogedor blog.

          La primera premisa que debemos de aceptar de manera incuestionable, es la siguiente: al ser el Estado un gran empresario, la política deja de ser una vocación, para convertirse irremediablemente en un empleo.

          Lo que caracteriza  esta cartelización de la política, al menos en España, serían los siguientes puntos: la política tiene que entablar negociaciones no sólo con los partidos, (los mercados, los bancos, los sindicatos, los empresarios, etc.); los políticos se han transformado en funcionarios y, como es simple, todo trabajador se debe a su jefe o líder; como el trasfondo del partido es una empresa ésta debe de tener rentabilidad; al concederle más importancia a sus fondos monetarios, y no precisamente por la aportación de sus militantes, éstos, pasan  a convertirse en elementos muy secundarios y poco considerados en dicha empresa.....

.....el ser el Estado la principal, legal y casi única financiación de manera directa (o indirecta); la prolongada y casi desdeñada distancia que se mantiene entre la dirección y el militante y la de éstos con los votantes y simpatizantes; la ocupación en primer plano de los medios de comunicación como vehículos de transmisión  de filtraciones de los partidos; y en último caso, la casualidad de que algún miembro de esta empresa (perdón, otra vez me he confundido, son partidos políticos) en algún momento pueda ser el “director” (soy incorregible, disculpas) del Estado y poder concentrarse en ellos el reparto del pastel monetario.

          Existe otro condicionamiento secundario para que la cartelización de los partidos políticos se cumpla, se puede llamar “templanza ideológica” o “disfrazar coherencias” que culminan en la mentira y el cinismo de modo palmario y vergonzoso, aunque esto último se ha convertido en algo desgraciadamente cotidiano que al parecer no le ocasiona ninguna molestia al fanático votante. 

     Apuntaré otro síntoma: el de no tratar mal y ser respetuoso con la prensa, radio, televisiones para poder ser más que figurantes en estos medios.
              En estas circunstancias, se produce la doble vertiente de descontento, una hacia los mini sindicatos del momento y otra a sus votantes ¡Hay que hacer magia! Si la consiguen, (que, por lo visto, lo consiguen) por medio de lo que antes denominé templanza ideológica, pueden mantener atontados en el tiempo a sus votantes en su valoración.

          A consecuencia de estos desmanes perpetrados por los partidos políticos, los ciudadanos, que siempre caminan en vanguardia de los políticos, se están constituyendo en movimientos sociales alternativos. Pero, a este asunto, le confeccionaremos otro escrito.

          En el disco Mô (Mahón) Serrat dedica una canción a su hija Candela, titulándola “El teu ángel de la guarda” (Tu ángel de la guarda)
Como el viejo farero
que con linterna de fuego, contra el viento,
barre la mar negra encendiendo
las noches sin luna,
advirtiendo a los barcos
del peligro de los escollos afilados
que se esconden traidores, escondidos,
emboscados en la espuma.

Como el viejo farero
que con linterna de fuego, contra el viento,
barre la mar negra encendiendo
las noches sin luna,
yo tengo encendido un faro
para llevarte a salvo donde encuentres amparo,
para que no te trage el mar
y te respeten las olas.

No vaya a ser que el mar le diese miedo
a tu ángel de la guarda.

Como el guardabarrera
del paso a nivel que, celoso,
espera el tren que pasa veloz
levantando polvareda
y balanceando el farol
agradece el silbido del amigo
que por caminos de hierro y de noche
huye sin mirar atrás.

Como el guardabarrera
del paso a nivel que, celoso,
espera el tren que pasa veloz
levantando polvareda,
vigilo con celo de amante
que nada detenga tu camino franco
y llegues sin ningún tropiezo
donde la vida te espera.

No vaya a ser que el mar le diese miedo
a tu ángel de la guarda.

Como el sereno que
cargado con un manojo de llaves
velaba por el silencio y la paz
del barrio que dormía
y rápido acudía,
golpeando la lanceta, al reclamo
del vecino que daba palmas,
a abrir la portería.

Como el sereno que
cargado con un manojo de llaves
velaba por el silencio y la paz
del barrio que dormía,
piensa que siempre estoy.
A todas horas y en cualquier lugar.
Sólo llámame y lo dejaré todo
para hacerte compañía.

No vaya a ser que la noche le diese miedo
a tu ángel de la guarda.